domingo, 25 de mayo de 2014

VANIDAD DE VANIDADES, TODO ES VANIDAD.

- Hemos inventado el protocolo más difícil del mundo - me dijo Camilo.
    Un experto en el tema de protocolo, etiqueta y Derecho Canónico.

- ¿Para que sirve el protocolo?
- Para presumir en actos de estado. Cada cual tiene su rango, y cada cual tiene su puesto.
   Y como nosotros nos creemos los elegidos y los representantes del Cielo en la tierra,
    hemos diseñado el Protocolo del Vaticano para que nos rindan más pleitesía. Lo dominamos todo.

- ¿Para que sirve la etiqueta?
- Para que un presumido pueda fijarse en los errores de los demás.
   Para no poder ser natural y ser uno mismo.  Para que vistas terno y corbata, sin saber
   que la corbata significa que te ahorcamos y dominamos... algo inventado por los masones. 

Tras la etiqueta se oculta una gran mascara de hipocresía. 

El hombre fue el diseñador de la etiqueta y tan solo lo hizo pensando en que podía ser clasificado como bueno o malo.

- ¿Para que sirve el Derecho Canónico? 

- Para que la Iglesia Católica pueda dominar al resto de borregos.
   Para que los presumidos que se creen elegidos se declaren con rangos
   y categorías de poder mas no de servicio.
   Para que incluso se lleguen a llamar príncipes.
   Para inventar pecados, para condenar todo lo que sea placer.  

Las relaciones anales son consideradas deliberadamente placenteras,
por lo tanto se clasifican como pecaminosas.

- Te imaginas un ser como Jehová, resentido solo porque el hombre siente placer anal...
   ¿Qué clase de psicópata es ese?.


Los dos nos miramos y él me dijo

- Estas tres van de la mano en la Iglesia: Protocolo, etiqueta y Derecho Canónico, tan solo fueron creados para complacer  la presunción y vanidad del hombre.

Vanidad de vanidades, todo es vanidad... 



No hay comentarios:

Publicar un comentario