jueves, 22 de mayo de 2014

LA VIDA TE DA SORPRESAS... SORPRESAS TE DA LA VIDA


Tomás tomó mi bolso. Salimos de la oficina y empezó a caminar con paso apresurado delante de mí. Iba muy serio y en silencio mientras que en mi mente tenía la idea de llamar a Aurelio y decirle que estaba enfermo y que iba a volver a Quito.

Al llegar al dormitorio. Tomás puso mi bolso sobre la cama. Mirándome seriamente me dijo
- No creas que no estoy impresionado por lo que veo. Tú, un estudiante de universidad que vive con su abuela... ¡Eres religioso y de mi comunidad!

- Y ¿Qué crees que estoy sintiendo yo?  Tú, un modelo de desnudos en Francia. 

¿Qué haces aquí?
- Lo mismo que tú. - me dijo  el furioso. 

- ¿Qué significa lo mismo? - le pregunté.
- ¡Actuando!  

- ¿En qué aspecto actúas?
- Tengo todo el tiempo que fingir que no soy gay - Me dijo apretando sus puños.- y ahora que me doy cuenta que me he llegado a acostar con otro sacerdote…

¡Me siento miserable! Según el apóstol Pablo estamos condenados a los quintos infiernos.
- No te preocupes… ¡Pablo fue gay! 

- ¿Pablo... homosexual?, Francisco... ¿Estas loco? 

- No mi querido Fausto. Estudia psicología homosexual y sobre todo homofobia.
   Te darás cuenta que Pablo fue un  gay traumado. El máximo enemigo del homosexual,
   es el mismo homosexual. 

- Francisco, llevo varios años en la Iglesia y jamás aprendí eso....
   Y no te creo, ¡Teólogo moderno! - me dijo tratando de minimizarme. 

- ¡No me creas!... ¡Investiga! y no sigas siendo borrego. 

- No soy ningún borrego, pero no me siento bien por haberme acostado contigo.- me dijo furioso. 

- Y cuando lo hicimos ¿Acaso no te sentiste bien? - le grité. 

- ¿Qué sentiste tú?
- No quería que la noche se acabe. 

- A mí me paso lo mismo.
- ¿Entonces qué...? 

- ¡Olvídalo! Francisco... ¡Olvídalo! - me pidió. 

- Otro idiota que me dijo que me ama - le dije dándole la espalda. 

- ¡Estaba excitado! - Gritó.
 
- Gracias por una magnifica velada.
  ¿Pagaste tu entrada a Tropicana y el hotel con el dinero de la comunidad? 

- No, Yo sé como consigo mi propio dinero.
  Al decirte que  soy modelo de desnudos artísticos en Francia, no te mentí.

En ese momento me quede como estático, sin saber cómo reaccionar.

- ¡No te quedes allí como idiota! - me grito - ¡Camina y sígueme!  Te llevaré a conocer la obra.
   Íbamos caminando los dos juntos por el corredor de la escuela.

- ¿Eres muy joven para ser visitador?
- Soy el único disponible para la zona. 


- ¿Por qué te eligieron?
- Por los idiomas. 


- Tienes acento mexicano.
- Tengo tantos idiomas en mi cabeza que mi acento es raro. 


- Cuando te conocí, pensé que no eras ecuatoriano - Me dijo riéndose. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario