viernes, 23 de mayo de 2014

GRACIAS PADRE POR ELEGIRNOS...

- Francisco, abotónate la camisa - me pidió un dirigente de un grupo juvenil católico. 

- ¿Por qué? 

- Eso es vanidad, andas enseñando a todo el mundo que tienes pelo en pecho. 

- No me he dado cuenta, siempre he vestido así. 

- ¡Qué falta de humildad!

Al momento de la oración él dijo en voz alta: Señor te agradecemos que en este grupo nos hemos congregado gente de la Universidad Católica y de la Politécnica, porque somos los más devotos a ti, porque tenemos la humildad que tu solicitas para ser tus servidores, porque no somos vanidosos Señor. Esperamos que gente de otras universidades pueda ser como nosotros. Gracias padre por elegirnos.


- ¡Gracias Padre por el descole! - dije mentalmente y me salí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario