lunes, 26 de mayo de 2014

ENCUENTROS INEXPLICABLES EN ESTA VIDA, FUERON PARTE DE TUS VIDAS PASADAS

- Retrocede en el tiempo y observa tu vida anterior a la que acabas de ver.
- Ya no me pidas eso.- le dije con tristeza. 

- ¡Haz un esfuerzo! - me pidió. 

- Soy capitán del ejército y tengo el mando de un pelotón. Siempre me fijo en el tercero de la fila. Es muy atractivo  y a  la vez tímido. Cada vez que lo miro, él inmediatamente esquiva  la mirada. Clavo mis ojos sobre él y me rió interiormente al notar como  se pone nervioso.

Veo un bar. El esta allí, me acercó. Tomamos una cerveza. Hay risas entre los dos. 
Le propongo ir a un hotel. 

Veo un amanecer, los dos estamos desnudos escuchando en la  radio cantar "On a clear day".




On a clear day

Me siento contento de tenerlo a mi lado.

- ¡Mira tu muerte! - me ordenó y obedecí con desgano.

- Estoy en la guerra. Me informan que el enemigo va a atacar el puesto de comunicaciones. 
   ¡Dios mío! Matías está allí.- dije angustiado. 

- ¿Matías? - preguntó Diogo. 

- Sí, sé que en esta vida él es Matías, en aquella se llama  Bill.
- ¿Cómo lo sabes? - preguntó Diogo extrañado. 

- No me preguntes cómo, simplemente lo sé.
- Estas en la cuarta dimensión. Sigue relatándome...

- Dejo a mi pelotón y me apresuro, voy corriendo hacia el  puesto de comunicaciones. 
  Bill está sentado en el interior de una pequeña cabina hecha de madera.
  "Tenemos que salir de aquí" - le digo. Bill no me responde.
 Con sus ojos me hace una seña para que mire hacia atrás.

Miro hacia atrás y veo a un alemán apuntándome con su fusil. El dispara. Caigo al suelo a los pies de Bill, tengo un dolor fuerte en el pecho, puedo sentir mi respiración.  Bill se desespera por ayudarme pero el alemán lo apunta con su fusil. Veo lágrimas en sus ojos.

- ¿Qué te pasa? - me preguntó Diogo al ver que mi cuerpo dio otro salto en la camilla.
- Aquel soldado se dio cuenta que seguía vivo y disparo de nuevo.
- ¿Qué ves?
- Veo a Matías viéndome muerto tratando de contener su llanto, siento su angustia, pero él no puede hacer nada. Veo alejarse aquella imagen de mí, todo  se oscurece. No veo nada. 


- ¡Retrocede!...  Trata de buscar otra vida.
-¡Es doloroso! - le dije con mala gana

- La muerte siempre es dolorosa, pero es un cambio.

Y sentí que aquella sensación de dolor se fue.

- ¡Siento paz!, Una paz interior inexplicable.  Soy  sacerdote.
   Estoy arrodillado ante una cruz.... Visto un hábito blanco con capa café. 




- ¿Cómo te llamas?
- Juan de la....

- ¿Por que te incómodas? - me preguntó Diogo al ver mi rostro.
- Mi superior ha descubierto que escribo poemas de amor a un hombre y me envía a un sótano.

- ¿Cómo es tu muerte?
- No existe para mí la muerte. La deseo tanto. Quiero estar junto a él.

- ¿Quién es él?
- Es mi amado...

- ¡Busca otra vida! - me ordenó.
- ¡Estoy cansado!
- Necesito que vayas hacia otra vida -  Diogo me lo pidió.




- Siento frío, mi cuerpo esta mojado por la lluvia, llueve a cántaros, estoy en un bosque.
   Hay una fogata al fondo.  Hay  varios monjes allí.

- ¿Monjes?
- Sí, monjes franciscanos.

- ¿Qué haces tú allí?
- Estoy con una rodilla al piso y con la otra y mis dos brazos sostengo a Pablo.

- ¿Pablooo?
- Sí, Pablo. No me preguntes cómo lo sé, pero lo sé. En aquella vida se llama Pietro.

- ¿Qué le pasa a Pietro?

- Se esta muriendo y no puedo salvarlo.
  El resto de monjes nos ha dejado solos porque saben que Pietro va a morir.
  El esta muy enfermo pero siente como la lluvia  moja su rostro.
  Para él ese hecho significa libertad.

Pietro muere en mis brazos. Alzo mis ojos al cielo, siento la lluvia mojar mi rostro y siento una extraña amargura en mi garganta. 

1 comentario:

  1. REENCARNACION. Acto por el cual el alma vive varias vidas.

    REGRESION. Terapias en que se vuelve al pasado de una persona, sean en esta vida o anteriores.

    ResponderEliminar