jueves, 22 de mayo de 2014

LO QUE SE ESCONDE DETRÁS DE LOS HÁBITOS....




El momento de mi despedida llegó. Miguel y Tomás salieron a despedirme.

- Espero tenerte de nuevo - me dijo Miguel.
- No sé cuando vuelva. Voy a Quito, visitaré a unos familiares y luego regresaré a Roma 

- Estoy seguro que no te vas a olvidar de nosotros.
- ¡Nunca! - le dije y me dio un abrazo.

Luego Tomás se acercó hacia mí.

- Adiós Francisco. No se cuando te volveré a ver
- Muy pronto. Guarda el secreto que te dije y llámame dentro de tres meses.
- Correcto.

Tomás me abrazo fuertemente.

- Adiós mi buen amigo.
- No digas Adiós, di "hasta pronto". - le dije. 

- Cuídate mucho.
- ¡Sé feliz!

Me aleje de aquel recinto. Todos en aquella furgoneta  íbamos en silencio. 

Al aproximarnos a Quito escuchaba cantar a Pedro Heredia en la radio:
- Amanecer frente a tu casa, sin saber que pasa, eso es morir de pie...



Y el auto pasó frente a la casa de Matías. Ese momento me di cuenta que volví a la realidad
y que aunque fingí ser cura, experimente que detrás de los hábitos se esconden realidades que los fieles jamás llegarían a imaginar. 

1 comentario:

  1. Un compatriota llamado Juan Larrea, cuando era estudiante universitario pidió pertenecer en 1949 a la "Obra", es decir, al OPUS DEI, una de las facciones más radicales del catolicismo aberrante. Así fue como en 1952 regresó a Quito y con el apoyo de Monseñor José María de la Torre, se inició oficialmente el trabajo "apostólico" del OPUS DEI en el Ecuador.

    Fue precisamente esta organización la que catapultó la candidatura de uno de sus hijos más pródigos, el difunto dictador León Febres Cordero. Los altos mandos de esta "Mafia Sagrada" usaron imágenes tan reverenciadas como la Virgen de Fátima para movilizar a las masas populares y junto a los dinosáuricos militantes de "Tradición, Familia y Propiedad" lograron convencer al electorado y fue de ese modo que Febres Cordero llegó a la presidencia de la República en 1984 y con él inició el nefasto legado socialcristiano.

    Tras la muerte del dictador, el OPUS DEI, organización que apoyó abiertamente los genocidios de Argentina, Chile y de todos los países donde se orquestó el Plan Cóndor, siguió acumulando poder hasta poseer varios negocios, siendo uno de ellos la Universidad Dos Hemisferios, Colegio Intisana, el Colegio Spellman , la Residencia Universitaria Ilinizas de Quito; Colegio Torremar y Colegio Delta de Guayaquil. En ese mundo se mueve la más rancia aristocracia curuchupa de Quito, Guayaquil y Cuenca

    Fabían Nuñez.

    ResponderEliminar