lunes, 26 de mayo de 2014

¿CREES QUE PUEDES VOLAR?



Aquella pregunta me hizo Pedro.
Un religioso de una comunidad en la que muy pocos llegan a ser sacerdotes.

- Puedo volar con mi pensamiento -   respondí.
- Puedes volar con tu mente y tu espíritu.

Pedro me pidió que me recostara en la camilla.
Luego me pidió que me relaje y me llevo a un estado de conciencia alfa.

- ¡Levántate! - ordenó y me senté en la camilla.
- ¡Regresa a ver! - me pidió.

Regrese a ver y vi a mi cuerpo sobre la camilla dormido.

- ¡Elévate hacia el techo! - Ordenó él.

Escuchaba claramente su voz y veía como él daba órdenes a mi cuerpo dormido.
Me levante  y me eleve, sentí que era liviano y llegué hacía el techo.

- ¡Traspasa el techo  y sal de Conspiccius!  - ordenó.

Sentí por un momento temor.

Estaba volando y además no me explicaba como podía atravesar el techo si veía claramente mis manos.

De pronto todo me pareció un sueño, pero puse mi mano en el techo y sentí como esta traspaso,
mi cuerpo no tenía masa ni peso y traspase el techo y sentí como salía de aquel lugar.

- Sal de esta atmósfera, viaja hacia la cuarta dimensión y pide estar en la presencia del Padre - me dijo Pedro, pero su voz la escuche más lejana.

Sentí que volaba, que atravesaba las nubes y en cuestión de segundos me vi sumergido en el espacio viendo planetas, estrellas pasar a mi lado. Sentí viajar a una gran velocidad y de pronto ser llevado hacia otra dimensión donde me sumergí en un gran espiral de luz que me daba una sensación de paz y alegría inmensa. 

No quise salir de ese lugar, quería que la sensación durase por largo tiempo,
pero sentí que un cordón de plata que estaba unido a mi cuerpo me halaba
y me hizo que viaje de nuevo hacia mi cuerpo.

Sentí como si fuese un shock eléctrico al momento que regrese a mí cuerpo. - ¡Abre tus ojos! - me pidió.

Todos podemos experimentar la presencia del Padre, la fuente o la energía divina.
No se necesita ser un santo para estar frente a El, porque todos somos sus hijos.

Al mirar al reloj que estaba en la pared, me asuste, porque para mí tan solo pasaron 10 minutos,
pero en el reloj habían pasado cuatro horas y   media.

- Viajaste por la cuarta dimensión a la séptima.
En la cuarta dimensión no hay tiempo ni  espacio.
En la quinta predomina la mente, en la sexta no existe el ego.
En la séptima sientes la energía del padre.
A la octava tan solo ha llegado Cristo. El viene del padre y él es el Padre.





La experiencia de los viajes astrales


Así como hay leyes aquí abajo, así es arriba, para traspasar a esas dimensiones superiores, tienes que tener limpio tu corazón, ahorrar energía sexual y en lo posible no comer carne. 

Toda esta experiencia se llaman viajes en astral, desdoblamientos o viajes mentales y todos lo podemos hacer. Generalmente podemos salir de nuestro cuerpo, el rato que dormimos.

La mayoría de gente tiene su conciencia dormida por aferrarse a lo material
y a lo sensitivo que aunque sale en astral cree que es un sueño. Todos podemos volar.



LA FASE
(Astral)


2 comentarios:

  1. DIMENSIONES:
    Para el caso de este libro se entiende por:
    3ra DIMENSION Dimensión en la que vivimos los seres humanos. Largo, ancho y altura. Dimensión de la materia. Existe densidad. Dimensión de los opuestos.
    4ta DIMENSION No tiene tiempo ni espacio.
    5ta DIMENSION. Región de la mente.
    6ta DIMENSION. Región donde llega aquel que ha eliminado los egos. “Yo soy el que soy” - No existe ego en esta frase.
    7ma DIMENSION. Dimensión de la energía
    8va DIMENSION. Dimensión donde llega aquel que ha logrado vibrar al igual que Cristo. Región del Padre. Ser que puede estar en todas las partes. Tener contacto con millones de seres vivientes a la vez. Dimensión de la Energía infinita del Universo

    ResponderEliminar
  2. ESPIRAL. En el caso esotérico, no tiene principio ni fin. Todo da vueltas. En la cuarta dimensión el tiempo se concibe en forma de espiral. El ser que está en estas dimensiones puede verlo todo, presente, pasado y futuro pasan al mismo tiempo. Si conoce como viajar a través de la cuarta dimensión puede incluso organizar su propio futuro. Caso de Jehová. Ser que se aparece primero a Abraham, luego aparece al profeta Mohamed. Forma dos religiones adversas, y describe como profecías todo lo que va a pasar en el Pentateuco. Luego da la clave de como cambiar este futuro en el Código Secreto de la Biblia.

    ESPIRAL DE ENERGIA. Principio por el cual funciona toda la energía en el universo. No tiene Principio, ni fin. Y todo pasa a la vez. Todo es presente.

    ResponderEliminar