jueves, 29 de mayo de 2014

BIENVENIDO AL SISTEMA



Laurentino dibujo un circulo en un pizarrón y sonriendo me dijo - Imagínate que esto es un cerebro.-
Luego dentro de aquel simulacro cerebro hizo un círculo pequeño y escribió dentro  "3%".

- Tan solo usamos el 3% del potencial que tenemos en nuestro cerebro y a las personas que durante toda su vida tan solo utilizaron el 3% de su cerebro la sociedad los llama  "normales". Los que han llegado al 10%  se los llama genios  y los que pasan ese porcentaje, se los llama anormales, locos, brujos, paranormales, homosexuales, guerrilleros,  revolucionarios, hijos de Dios, profetas, clarividentes, conflictivos, místicos, antinaturales y cosas por estilo - me dijo riéndose.

- Los hombres que saben esto crearon normativas para mantener el 97% restante dormido, porque descubrieron que así podían manipular al resto.

En pocas palabras el ser humano debido a su poco desarrollo cerebral, es un ser manipulable.

La primera normativa con la que se puede manipular el cerebro del resto es con la religión.
La segunda es el miedo y la tercera, el dinero.

Estos tres elementos harán que el ser humano sea  manipulable viva por siempre en el mundo de las apariencias. Este ser manipulable  nace, crece, hace lo que el resto le dice que haga, se reproduce y muere, sin  pena y sin gloria para sí mismo.

"Hasta que el ser humano no aprenda a pensar en masculino y femenino a la vez,
no aprenderá a ver más allá de sus narices".

La sensibilidad, la ternura, la intuición, no son femeninas.
Solo son intuición, ternura, sensibilidad.

El coraje, la valentía, la prudencia, no son masculinos,
tan solo son coraje, valentía, prudencia.

Después de un mes de estar con ellos. Aurelio me llamó. - ¡Francisco, vas a un entrenamiento mas fuerte!  Aprovecha el lado oculto de estas enseñanzas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario