sábado, 24 de mayo de 2014

APARICIONES DE LA VIRGEN CREADAS PARA DESPISTAR



En mi segundo viaje al Cajas, iba caminando hacia el jardín. Dos jóvenes de los denominados
"Guardianes de la fe" venían conversando delante de mí.

- Tu madre tiene la culpa de que yo este aquí -  le reclamaba el uno al otro.
- Tú eres el que acepto - le dijo su amigo.

- Tengo que hacer rezar el Rosario a la una de la mañana - dijo despechado el reclamante.
- No te quejes, yo tengo que hacer rezar el Rosario a las tres de la mañana...

- Hubiera estado viendo televisión...
- Hubiera ido a visitar a mi pelada...

 
- Antes de que haya las apariciones, ellos ya estaban aquí - me dijo una indígena que vivía por el sector.
- ¿Quiénes son ellos?
- Dos sacerdotes, un peruano y un español, con la Pachi y su familia.
- ¿Ellos estuvieron analizando el lugar?
- Sí.


- Por la ubicación del lugar, puedes ver al Sol sin que este hiera tus ojos - me dijo Antonio.
- Pero el Sol danza. - le dije al ver aquel fenómeno.
- Es un efecto visual. La sobre exposición a la luz hace que tus ojos o el lente de una cámara vea como si el  Sol estuviese danzando.

3 comentarios:

  1. Quito. 24 jul 2000. Diez años después, de que el Ecuador se
    conmocionara con las supuestas apariciones de la Virgen María a
    Patricia Talbot, el misterio parece develarse.
    Por Paulina Trujillo.


    El lugar ya no es el mismo. A tres horas de Guayaquil y viajando
    por la vía Molleturo-Naranjal cuya carretera no está en buenas
    condi-ciones se llega al valle del Cajas, un paraje ubicado a 27
    kilómetros de Cuenca, donde 10 años atrás se congregaron miles de
    ecuatorianos para escuchar el mensaje de -en ese entonces,
    estudiante del colegio religioso Rosa de Jesús Cordero- Patricia
    Talbot Borrero, que supuestamente comunicaba en nombre de la
    Virgen María.

    Hoy, las multitudinarias manifestaciones de fe que movilizaron al
    Ecuador entero, se han reducido a una mediana procesión que se
    lleva a cabo los primeros sábados de cada mes, y aunque Patricia
    Talbot ha guardado un religioso silencio desde entonces, la
    Iglesia Católica ecuatoriana, cada vez que se toca el tema, señala
    enfática y terminante que en los sucesos del Cajas no hubo
    presencia divina.

    ResponderEliminar
  2. La danza del sol

    Uno de los fenómenos que se dieron como consecuencia de la gran
    cantidad de personas que peregrinaban rumbo al Cajas en la época
    de las apariciones, fue la amplia cobertura que le dio la prensa
    al asunto. Monseñor Luna comenta: "Un señor que presume de teólogo
    y que estaba dentro de ese movimiento, delante de testigos, me
    dijo que el sol estuvo a 20 centímetros de la cabeza de ellos. Y
    yo les dije ¿todavía viven?, hasta las joyas que portaban se les
    hubieran licuado ¿cómo va a ocurrir semejante cosa? Son hechos
    absurdos que la emoción hace pronunciar, aún en personas que uno
    piensa que deben tener más equilibrio y ciertos miembros de la
    prensa que no quiero mencionar, ayudaron a ese dese-quilibrio",
    apunta.

    Carlos Vera, el periodista más popular de los noticieros de la
    época, quien cubrió repetidamente el fenómeno del Cajas, da su
    versión respecto a la llamada "danza del sol": "Yo grabé en vídeo
    lo que alguna gente atribuía a una sicosis colectiva: el sol
    moviéndose erráticamente, las manos de los fieles con polvo dorado
    y el súbito despejarse de un cielo nublado y un haz de luz sobre
    el jardín al momento del mensaje"".

    "Personalmente sentí un magnetismo muy especial y apareció es mis
    manos el polvo dorado. Me atribuyeron afán de rating y hasta
    haberme convertido. Ni lo uno ni lo otro". Por otro lado Kira
    Tolkmik, fotógrafa alemana radicada desde hace muchos años en el
    país, quien estuvo casualmente ubicada junto a Carlos Vera el día
    de la peregrinación, asegura no haber visto nada anormal en el
    Jardín de la Virgen. "El sitio me dio la misma impresión que las
    ruinas de Ingapirca. Coincido en que es un sitio de respeto, como
    cualquier sitio de peregrinación, pero nada más. Pienso que lo de
    Cajas fue una inmensa necesidad de un pueblo en emergencia, porque
    ya ni siquiera hay políticos en quienes creer".

    Finalmente, monseñor Luna agrega: "Siempre he creído que es muy
    triste que lo religioso termine profanado por otras razones y
    usted sabe que los grupos masivos que allí asistían, significaban
    una inmensa inversión". Sin mencionar el gran auge turístico que
    se dio a raíz de los sucesos.

    Yo reitero que se dieron sucesos naturales que no son ordinarios,
    eso fue lo que ocurrió en el Cajas. Todo el mundo sabe en Cuenca,
    por eso la afluencia de cuencanos fue casi nula al lugar, que el
    Cajas es un centro de energías telúricas inmensas. Todos lo
    reconocen, de un momento a otro llueve, hace sol, se ven rayos,
    pero eso no implica un hecho sobrenatural", dice en tono enérgico.
    "Soy profundamente creyente, creo en el milagro diario de la
    eucaristía. Eso es una realidad milagrosa. No creo en la mayoría
    de los hechos milagrosos, a los que la gente recurre, como
    solución a lo que humanamente se debió hacer y no se hizo. Y eso
    es contra el sentido de la magnificencia divina. Dios no suple
    fallas señora, ténganlo por seguro".

    Entrevista a Monseñor Luna Tobar

    FUENTE: http://www.explored.com.ec/noticias-ecuador/el-cajas-lo-que-no-se-dijo-47570.html

    ResponderEliminar
  3. ya todos sabemos que lo de Patricia Talbot fue un fraude y no sólo eso, sino que la madre Iglesia Católica nunca atribuyó este suceso como un milagro. Patricia Talbot cuando estaba "en trance" utilizaba una grabadora en su bolsillo para aparentar que era la Virgen María quien hablaba a través de ella. La prensa ni la iglesia nunca fueron enfáticos para comunicar esta realidad pero esa es la verdad.

    X. Calle

    ResponderEliminar